Del lenguaje material

2 07 2016

copper-building-facade

Nos toca hablar de materialidad, como para dar un cierre al trabajo que hemos realizado hasta ahora. A diferencia  de otras ocasiones, hoy no nos interesa tratar a los materiales en forma aislada, sino a través del dialogo entre ellos entablado.

Es importante comprender, dentro del marco de que a todo cuanto percibimos le asignamos un sentido, que los materiales comunican igual, o más que las otras variables de la forma.

Comencemos por entender el valor simbólico ( y económico, incluso muchas veces asociado) otorgado a los materiales. La resultante de una heterogénea combinación entre historia, cultura y vivencia personal. El ejemplo más obvio esta en el oro: usado como moneda, intercambio, representación de un valor, por su capacidad a resistir roces, rayaduras, intemperie y corrosión. Ha tiempo que ha dejado de funcionar ( al menos tan masivamente) como moneda de intercambio pero conserva el valor simbólico a él alguna vez atribuido.

Con el oro resulta bastante fácil, pero que hay de otros menos obvios? A la piedra por ejemplo, le son atribuidos valores de permanencia e inmutabilidad, herencia y legado ( piensen en los gigantes de la isla de Rapa Nui. Aun así, aparecen complejidades y sutilezas, el material no cuenta una historia única, al contrario, posee varios planos de significación.

Una roca mohosa, porosa y húmeda difiere en términos substanciales de rocas, por ejemplo, de rio y pulidas por el paso del agua. El material cuenta su historia. Aislamiento, olvido y soledad, frente a movimiento, fluidez  y erosión, la marca del paso del agua alrededor.

PIEDRAS

De la misma manera, materiales en grupo construyen un diálogo ( o no), desde diferentes perspectivas. Bien desde características de la superficie ( cerradas y brillantes en el caso del universo deportivo, por ejemplo) , desde las transparencias, contrastes e incluso desde su historia trabajando en conjunto.

Cuero flor, bronces, pieles , remitiendo al universo  de lo equino, maderas, yutes y linos a lo naval. Se hará luego imposible disociar todas las ideas coligadas a esos universos, de lo materialmente construido. El objeto se tornara noble y milenar, como todo lo asociado al universo de los veleros, veloz y vanguardista, como una máquina de competición,  o incluso miserable y marginal, en función de las elecciones de material a partir de la misma estructura.

TURBOCABALLO22c7f3ab0e227a19992a062198717a4a

grunge brick wall

Resulta por ello, importantísimo, llevar cuenta muy consciente de que los materiales que empleo, por encima de su desempeño inmediato técnico, poseen una carga simbólica de grandiosa importancia. Y que en su elección y combinación estamos también, fortaleciendo o debilitando nuestro mensaje.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: